Evento

7 Feb, 2021
  • febrero 7, 2021 11:00 am - febrero 7, 2021 12:15 pm
  • Transmisión
  • Iglesia Catedral Dormición de la Theotocos, C.A.B.A.
  • 0

 

Link de la transmisión

La Iglesia ortodoxa conmemora a los santos: San Parthenios Obispo de Lampsakos; al venerable Padre Lucas de Grecia; al venerable Padre Pedro de Monobatis y al santo Mártir Theopeptu y sus compañeros.

Apolitikio de resurrección. Modo 2º

Cuando bajaste a la muerte, ¡oh! Vida Inmortal, entonces mortificaste al Hades con el rayo de la divinidad; y cuando resucitaste a los muertos de las tinieblas subterráneas, todas las potestades celestiales gritaban: Cristo Dador de vida, nuestro Dios, gloria a Ti.

Apolitikio de la fiesta Modo 1°

Salve, Oh virgen Theotokos Llena de Gracia, porque de ti apareció brillando el Sol de la Justicia, Cristo nuestro Dios, alumbrando a los que están en las tinieblas. Regocíjate, Oh Justo Anciano, que recibiste en tus brazos al Redentor de nuestras almas, que nos otorgó la Resurrección.

Kontakión del periodo. Modo 1°.

Tú que santificaste la matriz virginal con tu nacimiento, y bendijiste las manos de Simeón, como era debido, anticipándote ahora también, nos salvaste, ¡oh! Cristo Dios. Más pacifica el régimen en tiempos de guerra y fortalece a los reyes que, has amado, ¡oh! único filántropo.

 Lectura apostólica

El Prokímenon Modo 2º

El Señor es mi fuerza, el motivo de mi canto.

Vers: El Señor me corrigió mucho.

Lectura de la segunda Epístola de Pablo a los Corintios. (6: 1–10)

Hermanos, como colaboradores, les exhortamos también a ustedes a que no reciban en vano la gracia de Dios;  porque dice: En tiempo favorable te escuché, y en el día de la salvación te socorrí. ¡He aquí ahora el tiempo más favorable! ¡He aquí ahora el día de salvación! No damos a nadie ocasión de tropiezo en nada, para que nuestro ministerio no sea desacreditado.  Más bien, en todo nos presentamos como ministros de Dios: en mucha perseverancia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias,  en azotes, en cárceles, en tumultos, en duras labores, en desvelos, en ayunos,  en pureza, en conocimiento, en tolerancia, en bondad, en el Espíritu Santo, en amor no fingido,  en palabra de verdad, en poder de Dios, por medio de armas de justicia a derecha y a izquierda; por honra y deshonra, por mala fama y buena fama; como engañadores pero siendo hombres de verdad; como no conocidos pero bien conocidos; como muriendo pero he aquí vivimos; como castigados pero no muertos;  como entristecidos pero siempre gozosos; como pobres pero enriqueciendo a muchos; como no teniendo nada pero poseyéndolo todo.

         Modo 2º Salmo 19

 Aleluya, (3)

 Ver: El Señor te haga triunfar en el momento del peligro, que el nombre del Dios de Jacob sea tu baluarte.

Aleluya, (3)

 Ver: ¡Señor, concede la victoria al rey, escúchanos cuando te invocamos!

Aleluya, (3)

Santo Evangelio

Lectura del Santo Evangelio según Mateo (25:14-30).

Dijo el Señor esta parábola: «El Reino de los cielos es semejante a un hombre que, al ausentarse, llamó a sus siervos y les encomendó su hacienda: a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. Enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: “Señor, cinco talentos me entregaste: aquí tienes otros cinco que he ganado.” Su señor le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré: entra en el gozo de tu señor.” Llegándose también el de los dos talentos dijo: “Señor, dos talentos me entregaste: aquí tienes otros dos que he ganado.” Su señor le dijo: “¡Bien, siervo bueno y fiel! En lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré: entra en el gozo de tu señor.” Llegándose también el que había recibido un talento dijo: “Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí entierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo.” Mas su señor le respondió: “Siervo malo y perezoso: sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado midinero a los banqueros y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quítenle, por tanto, su talento y dénselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, échenlo a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes.»

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
Si No
header color
header position