• En octubre 16, 2020

SE DUERME EN EL SEÑOR EL ARZOBISPO METROPOLITANO DE ITALIA Y MALTA MONS. GENNADIOS ZERVOS

Luego de luchar durante años con una enfermedad hoy retornó a la casa del Padre el Arzobispo Metropolitano de Italia y Malta Mons. Gennadios. Nuestra Arquidiócesis envía sus condolencias al Vicario Patriarcal Mons. Polycarpos de España y Portugal, a todo el clero y el pueblo de la Sacra Arquidiócesis que está de luto.

Biografía del Metropolita Gennadios

Su Eminencia el Reverendísimo Metropolitano Gennadios, Arzobispo ortodoxo de Italia y Malta y Exarca para el sur de Europa (alias Tsambikos Zervos), nació en Kremastí de la isla de Rodas el 8 de julio de 1937. Completó su ciclo de estudios primarios en la Escuela Primaria de la misma isla y luego continuó en la Escuela Eclesiástica de Patmos. Estudió Teología en la Escuela Teológica de Halki. Recibió su ordenación como diácono el 16 de abril de 1960 del entonces Metropolitano de Rodas Spiridon en el Sagrado Monasterio de la Santísima Trinidad en Halki y con este rango fue enviado por el inolvidable Patriarca Ecuménico Atenágoras a Italia, a la ciudad de Nápoles. Entre los años 1961-1996 se desempeñó como diácono, presbítero y obispo en la histórica Iglesia de los Santos Pedro y Pablo de la Cofradía de los Compatriotas Griegos en Nápoles. Completó su ciclo de estudios en la Universidad de Nápoles, luego de realizar cursos de Sociología y Psicología en el Pontificio Instituto de Estudios Teológicos del Sur de Italia, donde obtuvo un doctorado en Sagrada Teología (diciembre de 1970). El tema de su tesis doctoral, «La contribución del Patriarcado Ecuménico a la unidad de los cristianos«, constituye la primera obra histórica escrita en el centro del catolicismo romano por un clérigo ortodoxo griego en siglos, relacionada con la contribución y el papel del Patriarcado Ecuménico en el campo ecuménico. En marzo de 1999 recibió su doctorado en la Facultad de Teología de la Universidad Aristotélica de Tesalónica. El tema de su tratado «Los griegos ortodoxos de Campania desde la caída de Constantinopla hasta la unificación de Italia y Garibaldi» es una obra especial y preciosa, relacionada con las luchas de la Ortodoxía y el helenismo en la Magna Grecia. Durante diez años fue profesor de Teología Patrística en el Instituto Universitario de San Nicola en Bari. Durante sus cincuenta años de servicio en Italia desarrolló eficazmente una actividad en el campo eclesiástico, espiritual y social, gracias a lo cual ha recibió en reconocimiento, por las Autoridades de la República Italiana, la condecoración de Gran Oficial y, por el Ayuntamiento de Rodas, la Medalla de Oro de la Ciudad por la gran contribución ofrecida a los estudiantes de Rodas y el Dodecaneso. También recibió el honor de la Cruz de Oro de San Demetrio por haber acompañado las reliquias del santo de Italia a Tesalónica como representante del Patriarcado Ecuménico. Participó activamente, como representante de la Madre Iglesia, en numerosas conferencias científicas, misiones y eventos eclesiásticos. El 26 de noviembre de 1970, por iniciativa del Patriarca Ecuménico Atenágoras, fue elegido por unanimidad Obispo de Kratea, auxiliar del entonces glorioso Metropolitano de Austria y Exarca de Italia Mons. Crisóstomo Tsiter, y fue el primer Obispo Ortodoxo en Italia después de 275 años. Por primera vez un clérigo ortodoxo de este rango fue ordenado en suelo italiano, en presencia de representantes del Vaticano e Italia. El 26 de agosto de 1996 fue elegido por unanimidad Arzobispo-Metropolitano de Italia, y fue entronizado en la histórica Catedral de San Giorgio dei Greci en Venecia el 27 de octubre del mismo año. Fundó alrededor de 65 nuevas parroquias y durante los años de su gobierno pastoral, nuevas parroquias y nuevos clérigos han sido acogidos en la Arquidiócesis Ortodoxa. Las parroquias ya fundadas en Bolonia, Padua, Parma y Perugia han tomado forma, prestigio y fortalecimiento gracias al continuo envío de párrocos de la arquidiócesis y la celebración de todos los oficios sagrados. Fundó 5 nuevos monasterios, volvió a fundar el «Sagrado Monasterio de San Giorgio en Venecia de las Nobles Monjas Griegas» y lo fortaleció dentro de la Arquidiócesis Ortodoxa a través de celebraciones y encuentros espirituales. En particular, gracias a su incansable actividad logró el Acuerdo entre el Estado italiano y la Arquidiócesis Ortodoxa del Patriarcado Ecuménico. Hizo florecer la Ortodoxía en el centro del catolicismo romano y, gracias a sus frecuentes e importantes viajes pastorales, por un lado enseñó al corazón del pueblo la misión ecuménica del Patriarcado Ecuménico, para que esto se convierta en parte de su conciencia y de su vida, y por otra parte, para que esta eparquía eclesiástica de la Madre Iglesia reciba prestigio, coraje y fuerza espiritual y social en los territorios tradicionalmente católicos de Italia y Malta. Su Santidad el Patriarca Ecuménico Bartolomé I durante su visita a la histórica Iglesia y Cofradía de los Santos Pedro y Pablo de los nacionales griegos, en Nápoles (octubre de 2007) dijo lo siguiente, refiriéndose a Su Eminencia el Metropolitano Gennadios, Arzobispo ortodoxo de Italia y Malta: «Con inmenso amor y confianza en la Madre Iglesia y con un legítimo sentido eclesiástico, habéis trabajado durante muchos años de manera misionera por vuestro rebaño, distinguiéndose por los muchos y diversos carismas, que expresan la personalidad de Vuestra Eminencia, entre los que destacan los más grande es la humildad y la dulzura, la tranquilidad y la sabiduría de tu carácter, pero lo más grande de todo es tu amor y fe hacia la Madre Iglesia y tu sentido eclesiástico que honras y por el cual te honramos «.

!QUE SU MEMORIA SEA ETERNA!

Skin Color
Layout Options
Layout patterns
Boxed layout images
header topbar
Si No
header color
header position